En México, urgentes campañas de información sobre viruela de mono: Fanny Arreola

0
118

-Las enseñanzas que nos dejó la pandemia por la COVID-19, deben verse reflejadas frente a los retos que implica la proliferación de otros padecimientos como hoy lo es la viruela del mono y la hepatitis aguda infantil

En México resulta urgente que las autoridades sanitarias generen campañas de información a la población sobre la llamada viruela del monto, esto frente al incremento de casos que se vienen registrando en todo el mundo, apuntó la diputada Fanny Arreola Pichardo, coordinadora de la Representación Parlamentaria de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el Distrito de Apatzingán, apuntó que si bien la Comisión Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (CONAVE) ya lanzó un aviso epidemiológico sobre la viruela del mono o viruela símica, es necesario instrumentar una campaña de información a la población ante los posibles riesgos.

“Las enseñanzas que nos dejó la pandemia por la COVID-19, deben verse reflejadas frente a los retos que implica la proliferación de otros padecimientos como hoy lo es la viruela del mono y la hepatitis aguda infantil que se está presentando en los menores de edad”.

Consideró que sería un error mayúsculo que se pretendieran minimizar los riesgos por cálculos ajenos al interés público y la protección a la salud, de ahí que se precise mayor información a la población para que ésta se encuentre preparada en caso de riesgo.

“Si bien la viruela del mono no es una enfermedad nueva, era endémica en pocos países de África, sin embargo ahora ha empezado a brotar de manera creciente en diferentes partes del mundo”.

Con base a los datos de la Organización Mundial de la Salud, Fanny Arreola explicó que la viruela del mono por un virus que puede transmitirse de animales a humanos y de persona a persona, sus síntomas generalmente incluyen fiebre, dolor de cabeza intenso, dolores musculares, dolor de espalda, poca energía, ganglios linfáticos inflamados y erupciones o lesiones en la piel.

“La erupción generalmente comienza en el primer o tercer día del comienzo de la fiebre y sus lesiones pueden ser planas o ligeramente elevadas, llenas de líquido transparente o amarillento, para después formar costras, secarse y caerse”, refirió.