Urgente cristalizar legislación para atender desplazamiento interno en Michoacán: Fanny Arreola

0
97

-El Poder Legislativo no debe ser tolerante con situaciones que arrebatan a las personas de su entorno, ni debe incurrir en omisiones legislativas que se traduzcan en negar los derechos de quienes se han visto desplazados

En Michoacán se hace urgente cristalizar la legislación que permita la atención del fenómeno de desplazamiento interno que se acrecienta día a día en la entidad, recalcó la diputada Fanny Arreola Pichardo, coordinadora de la Representación Parlamentaria de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La diputada por el distrito de Apatzingán subrayó que el Poder Legislativo no debe ser tolerante con situaciones que arrebatan a las personas de su entorno, ni debe incurrir en omisiones legislativas que se traduzcan en negar los derechos de quienes se han visto desplazados.

“Por ello convoco a las comisiones dictaminadoras, a sacar adelante la Ley para la Prevención y Atención del Desplazamiento Interno en el Estado, que presenté en marzo pasado, ya que se trata de un tema apremiante, frente a una realidad lacerante que impera en Michoacán”.

Destacó que la iniciativa nos pone en la vía de cumplir obligaciones asumidas en el plano internacional, reduciendo la vulnerabilidad que enfrentan las personas que por diversas razones se han visto orilladas a abandonar su hogar, patrimonio y normalidad, para partir a un futuro en el que la única certeza es el miedo y el despojo que les acompaña.

“Por el momento en Michoacán, no podemos hablar de una cifra cierta confiable de la crisis humanitaria inminente que en los últimos 20 años se ha provocado en estos municipios del Estado donde se habla de más de 400 mil desplazados que huyen a otros estados o municipios vecinos donde se ven minadas sus condiciones de vida, en virtud de que no existe un registro estatal de desplazados”.

En ese sentido recordó que su iniciativa prevé generar soluciones duraderas, que van desde el diseño y adopción de políticas públicas, la atención de las necesidades particulares de protección de las personas y el ofrecimiento de garantías de no repetición.

Abundó que el desplazamiento forzado es, en nuestra realidad y contexto, un fenómeno que ha cobrado importancia por su magnitud, pues ha dejado en la indefensión a un número alarmantemente creciente de personas.