En la inclusión a programas sociales para mujeres, niñas y niños no se debe escatimar: Baltazar Gaona.

0
26

  • El legislador se dice abierto al diálogo y a la construcción de acuerdos.

Morelia Michoacán, 5 de julio de 2022.- Las recientes reformas aprobadas por el Pleno del Congreso del Estado a la Ley de Desarrollo Social buscan la protección de grupos vulnerados durante años, especialmente de las mujeres embarazadas, niñas y niños; y no se escatimarán esfuerzos para mejorar las condiciones de ellas en la entidad, aseguró el diputado local, Baltazar Gaona García.

Afirmó, que a pesar de los ataques sin sentido de los que ha sido objeto por algunas personas, no cesará en su trabajo por mejorar las condiciones de vida de grupos que históricamente han sido vulnerados y discriminados.

“Mi trabajo como legislador no cesará a pesar de las campañas de desprestigio de las que he sido objeto. Vale la pena trabajar por las mujeres embarazadas, por las niñas, los niños, los adultos mayores y los más desfavorecidos. No me van a detener las campañas de odio en en mi contra, orquestadas, incluso, por supuestas compañeras y compañeros de proyecto”, dijo Gaona García.

Agregó que, si bien las reformas él las planteó, fueron acompañadas por una amplia mayoría en el Pleno, lo que se traduce en una preocupación legítima que tienen las legisladoras y legisladores michoacanos por mejorar las condiciones de vida de las mujeres en estado de gestación.

“No me cabe en la cabeza que alguien esté en contra de apoyar a mujeres y niños. Pero a pesar de todo, estoy abierto al diálogo respetuoso, al intercambio de ideas y a la construcción de acuerdos sin descalificaciones. El debate no lo gana quien más grita o quien más insulta, sino quien con razonamientos ofrece argumentos”, dijo el legislador por el distrito de Tarímbaro.

Baltazar Gaona resaltó que con la aprobación de esta reforma, el gobierno del Estado y los municipios están obligados a brindar prioritariamente programas en apoyo a las mujeres que están embarazadas y hasta los 6 meses después del parto y a niñas y niños hasta los cinco años de edad, lo que representa un avance para eliminar la discriminación hacia estos grupos que habían sido olvidados por muchos años.