Con Hechos, Carlos Herrera trabaja para fortalecer el comercio en Zitácuaro

0
719

–          Entrega licencias gratuitas a comerciantes de avenida Revolución.

–          Además, puestos a vendedores de la calle 5 de mayo; lonas a aseadores de calzado y sombrillas.

Zitácuaro, Mich., 10 de agosto de 2017.- Con Hechos, Carlos Herrera Tello, presidente municipal, trabaja para fortalecer y dignificar el comercio del municipio, con la entrega de licencias gratuitas a comerciantes establecidos en la avenida Revolución, puestos a los vendedores de antojitos de la calle 5 de mayo, así como sombrillas y lonas a semifijos del jardín central.

Hizo hincapié en que su administración entiende la vocación comercial del municipio, por lo que la estrategia que se ha trazado en materia de mejora de infraestructura de entradas y la principal avenida de la ciudad es para atraer mayor número de visitantes y con ello impactar directamente en la economía de los comerciantes.

Explicó que otro de los puntos de generar mayor atractivo turístico tiene que ver con la imagen del centro por lo que la entrega de puestos a vendedores de antojitos de la tradicional “Calle del Hambre”, tiene el objetivo ordenar su imagen y por supuesto, la calidad e higiene con la ofrecen el servicio.

Refirió que este es un proyecto de largo alcance para dar un nuevo rostro al centro de la ciudad, por lo que actualmente se trabaja para poder uniformar la imagen de todo el comercio semifijo y próximamente, poder peatonalizar por la tarde-noche la calle 5 de mayo.

Cabe destacar que lo entregado este día por el presidente Carlos Herrera: incluye 35 licencias gratuitas de funcionamiento para comerciantes establecidos de avenida Revolución; 38 lonas a las asociaciones de aseadores de calzado “Lic. Benito Juárez” y “Melchor Ocampo”; y 43 sombrillas a vendedores de las organizaciones Unión Mutualista de Globeros de Colosio y Unión de Comerciantes del Jardín Central.

Finalmente, 28 puestos de acero inoxidable y con todas las condiciones para la preparación de alimentos, a comerciantes de la “Calle del Hambre”, que representó una inversión bipartita superior a los 1.2 millones de pesos.