Obtiene PGJE más de 33 años de prisión contra dos secuestradores

0
295

 

 

Morelia, Michoacán, 20 de agosto de 2017.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) obtuvo sentencia condenatoria de 33 años y seis meses de prisión en contra de dos personas responsables del delito de secuestro, registrado el año pasado en la ciudad de Apatzingán.

 

 

En procedimiento abreviado, el Juez de Control resolvió sentencia a José G. “El Hierbas” y Alma Morelia C., quienes de acuerdo con pruebas presentadas por la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS), el 26 de agosto de 2016 secuestraron al agraviado.

 

 

Durante las investigaciones se determinó que los ahora sentenciados en complicidad de otra persona -que se encuentra sujeta a proceso- interceptaron al agraviado y luego lo trasladaron hasta un domicilio ubicado en la colonia La Pradera, donde lo mantuvieron en cautiverio.

 

 

De igual forma, se estableció que los plagiarios se comunicaron con los familiares del agraviado para exigirles una importante suma monetaria.

 

 

Una vez que los hechos fueron denunciados ante la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS) iniciaron las investigaciones correspondientes, que permitieron la ubicación del inmueble donde se encontraba en cautiverio la víctima.

 

 

Derivado de lo anterior, se implementó una acción operativa en la que tras un enfrentamiento que se registró cuando los agentes llegaron al lugar, se rescató al agraviado y se detuvo a Alma Morelia C. cuando custodiaba al afectado, mientras que José G. “El Hierbas” se dio a la fuga; sin embargo, fue detenido días después.

 

 

Con relación a este hecho, la UECS presentó las pruebas correspondientes, y en procedimiento abreviado el juez de control resolvió sentenciarlos a 33 años y seis meses de prisión por su responsabilidad en el delito de secuestro.

 

 

El procedimiento abreviado es una forma de terminación anticipada del proceso, que consiste en el reconocimiento del imputado en su participación en el hecho delictivo y, como consecuencia, se valora la pertinencia de reducir, en un margen acotado, la sanción que se impondrá al individuo.

 

La PGJE ratifica su compromiso de mantener acciones firmes para garantizar la  aplicación de la ley y acceso a la justicia a las víctimas; no habrá impunidad.